Alzaga Motor

Un icono absolutoEl nuevo Audi SQ7

Dominio en una nueva dimensión: con sus 3320 kW (435 CV) y 900 Nm de par motor, el nuevo Audi SQ7 es el SUV diésel más potente del mercado. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 250 km/h. Múltiples características de diseño dotan al Audi SQ7 de un exterior expresivo e impresionante. El espacioso interior invita a relajarse.

Acabado de pintura personalizada Audi exclusive en Rojo granate con efecto perla, una oferta de quattro GmbH. Su concesionario Audi le informará sobre la disponibilidad y el precio.

Presencia en cada línea

El exterior del nuevo Audi SQ7 presenta un carácter poderoso. Características exclusivas de diseño subrayan el exterior del vehículo, como por ejemplo los retrovisores exterioresRetrovisores exterioresMejor visión en cualquier tipo de clima: Audi ofrece una amplia gama de configuraciones distintas para los retrovisores exteriores.Retrovisores exteriores de aluminio, la parrilla Audi Singleframe, de diseño tridimensional, y la inconfundible acentuación de los pasos de rueda.

Todas las líneas y superficies han sido diseñadas con precisión y exactitud y refuerzan la anchura del vehículo y su idea general de solidez. El diseño específico S, que se muestra en los listones horizontales específicos de la parrilla, puede apreciarse también en las tomas de aire laterales, las carcasas de los retrovisores y molduras de acceso de aluminio de las puertas. El sistema de escape Active Sound termina en cuatro salidas cuadradas, dos a cada lado.

La dimensión se distingue en los detalles: los faros del nuevo Audi SQ7 se subrayan en tres dimensiones y presentan la forma de una doble flecha con la luz diurna LED. Además, los faros de iluminación LED son de serie, mientras que su versión Audi Matrix LED se encuentra disponible de forma opcional. Cada faro Matrix LED divide el haz de luz en una matrix de treinta LED independientes. Una cámara situada en el retrovisor interior analiza la situación del tráfico y, en función de las circunstancias de cada momento, los LED se atenúan, se encienden o se apagan. Esto da como resultado la posibilidad de contar con millones de distribuciones de luz diferentes que iluminan la calzada de manera óptima en cualquier situación del tráfico.