Glosario

Retrovisores exteriores

Mejor visión en cualquier tipo de clima. Audi ofrece una amplia gama de configuraciones distintas para los retrovisores exteriores: eléctricamente ajustables, térmicos o plegables, además de la función opcional de memoria.

Función de memoria

Una característica particularmente práctica si su vehículo es utilizado por más de un conductor es la función de memoria, disponible como extra junto con los asientos eléctricamente ajustables con función de memoria. Se almacenan varias configuraciones junto con la posición del asiento y se asocian a la respectiva llave de cada conductor. Además, la función de memoria inclina el espejo del retrovisor exterior del pasajero hacia abajo cuando se introduce la marcha atrás, lo cual proporciona al conductor una mejor visión del bordillo.

Función térmica

La función térmica de los retrovisores exteriores se activa de forma automática dependiendo de las condiciones climatológicas y la humedad. El sistema térmico utiliza láminas térmicas situadas en la parte posterior de los espejos y enciende y apaga su energía de forma cíclica. El sistema calienta cuando es necesario, dependiendo de la temperatura y de la velocidad del vehículo. El consumo de energía se regula mediante una resistencia interna del sistema térmico que cambia continuamente. Esto garantiza que los retrovisores exteriores reciben siempre el nivel adecuado de corriente. En condiciones de humedad alta o de temperaturas bajas, el sistema térmico elimina rápidamente cualquier condensación o hielo, con lo que se garantiza que el conductor posee una visión clara de la parte posterior al vehículo.

Eléctricamente plegables

Los retrovisores exteriores plegables eléctricamente resultan especialmente útiles cuando se introduce el vehículo en un túnel de lavado o se accede a garajes estrechos o espacios ajustados en los que cada centímetro cuenta. Puede plegarlos mediante la unidad eléctrica de ajuste de retrovisores desde la puerta del conductor y volverlos a abrir cuando quiera girando el mando.

Antideslumbrantes automáticos

Los retrovisores antideslumbrantes automáticos protegen al conductor frente al deslumbramiento de los faros atenuando la luz automática y progresivamente cuando ésta viene desde atrás y es demasiado brillante. Esto evita situaciones peligrosas que pueden surgir de los reflejos de las luces en los retrovisores. Los retrovisores antideslumbrantes automáticos miden la intensidad de la luz mediante un sensor y se oscurecen de forma independiente como respuesta a una luz demasiado fuerte. Una unidad de control electrónico varía el efecto de oscurecimiento de forma rápida y continuada de acuerdo con las condiciones actuales de luz ambiental.